Artículo: Clásico y accesible - Louis Erard

Clásico y accesible

Tras una década de silencio en la que Louis Erard conservó la sabiduría de la que hoy hace gala, en el año 2003, la industria relojera pudo asistir al renacer de esta firma con una colección que rememora la primera línea de relojes lanzada por la marca en el año 1931.

Fundada en 1929, esta compañía surgió con el espíritu de crear relojes mecánicos capaces de llegar a un público más amplio, aunque sensible a las cualidades de un movimiento tan delicado. Pocos fueron los que confiaron en el proyecto de Louis Erard, que ahora tiene el honor de presentar el sueño en el que siempre había confiado: relojes mecánicos clásicos más accesibles. Como representante de la herencia del buen hacer relojero, la casa presenta la colección ‘1931’, en honor a los primeros relojes presentados bajo el nombre de Louis Erard. Dentro de esta línea destaca el ‘Reserva de Marcha Sport 1931’. Ataviado con un movimiento mecánico de cuerda manual, el calibre ETA 7001 RM10 está equipado con un módulo para la reserva de marcha, fabricado por la propia casa. La inclusión de este movimiento fue una de las obstinaciones de Alain Spinedi, director ejecutivo de la marca. Sabía que así lograría “introducir Louis Erard en el mundo de las complicaciones”. La acogida del ‘Reserva de Marcha 1931’ por parte del público constata la firmeza con que esta marca se ha hecho presente en el mercado. 


4/1/2010 | Redacción
vota Pulsa para votar Pulsa para votar Pulsa para votar Pulsa para votar Pulsa para votar     5 votos
Tu comentario
 
Tu nombre

publicidad