Artículo: Cristiano Ronaldo, inimitable - Personajes

Cristiano Ronaldo, inimitable

Su figura ha trascendido el campo de juego para convertirse en un icono de muchas cosas. Por ejemplo, de motivación, pero también de estilo o de éxito. De todo eso hablamos con Cristiano Ronaldo, el futbolista más emblemático de la liga española.

Lo dijo en tono irónico, quizás un poco provocador. Pero lo dijo y a nadie pareció extrañarle. “Me pitan -afirmó refiriéndose a los silbidos que el público de un equipo rival le dedicó durante un partido de la Champions- porque soy guapo, rico y bueno”. Pues sí, pensó incluso algún antimadridista. Está claro que Cristiano Ronaldo (nacido en Funchal, Madeira, en 1985) es las tres cosas, y eso es motivo de envidia para muchos. Eso y que debutara con 16 años en primera división, que durante sus seis años en el Manchester ganara todo lo ganable y que ahora, en el Real Madrid, tenga una ficha de 13 millones de euros al año, bata con sus goles un récord tras otro (fue el Pichichi en la última Liga, con 40 goles, el mayor registro de la historia) y, encima, tenga como novia a la considerada chica más sexy del mundo, Irina Shayk. Lejos de la pelea diaria; por encima de su particular competición con Messi por ganarse el ‘título’ de mejor jugador del mundo o al margen de la eterna rivalidad entre el Real Madrid y el Barcelona (de eso ya hablan otros todos los días), hay un Cristiano Ronaldo que pocos conocen. Nosotros hemos tratado de acercarnos a él y este es el resultado.
Nike Sportswear. Sudadera y camiseta de CR7 Collection.
Nike Sportswear. Total look. Zapatillas Mercurial Vapor Superfly III Crafted CR7
Se te conoce por tu preparación meticulosa y por cómo te entrenas para cada partido. ¿Cómo haces para estar tan motivado?
La motivación es clave. Si puedes mantener un alto nivel de automotivación, serás capaz de hacer grandes cosas en tu carrera. Yo trato de mantenerme positivo y permanecer seguro de mí mismo en todo momento. Cada nueva temporada trae consigo nuevos retos, pero yo veo cada periodo como un nuevo desafío y siempre me esfuerzo por hacerlo mejor que el anterior. Mi fuerza mental es muy importante para mí. Si un día me levantase y no estuviese motivado o si fuese a entrenar o a un partido y no estuviese entusiasmado, creo que ese sería el momento de decir “no quiero jugar más al fútbol”. Ese día no ha llegado y ni siquiera está cerca, quiero continuar jugando durante muchos, muchos años.

¿Cuánta atención les prestas a tu físico y tu salud?
Como deportista profesional, el físico y la salud son, por supuesto, primordiales para mí, pero no ocupan mucho mi atención. Son importantes en mi trabajo, pero no son el factor más importante. Soy afortunado, tengo buenos genes. No sufro muchos problemas. Por ejemplo, fuera de temporada puedo estar sin hacer nada durante varios días y no gano peso. Algunos jugadores no tienen esa suerte. Voy al gimnasio un par de veces a la semana pero, además, me alimento bien y tengo un estilo de vida saludable. Esta es la clave: vivir bien, comer correctamente y dormir bien de noche. Si no lo haces, es posible que no alcances los niveles requeridos para entrenar y jugar.

¿El entrenamiento es muy intenso?
Depende. Si juegas –como hago yo de vez en cuando- durante la semana y luego el fin de semana, es mejor no hacerlo muy intenso. Me gusta entrenar duro una vez por semana, con eso basta. Si entrenásemos a fondo tres o cuatro días, nuestra condición física en el partido no sería la ideal. Arranques rápidos e intensos, eso está bien. A mí me gusta el ejercicio, es mejor que el entrenamiento físico duro. “Sé serio, pero entrena tal y como juegas”. Esa es la razón por la cual entreno bien. “Nunca dejes que tu atención disminuya”. Trato de hacer cosas y entrenar como si fuera un partido, trabajar en situaciones que se presentarán. Eso es lo que hago con mis compañeros de equipo y aplico a la competición, somos fuertes, rápidos e inteligentes. Si no te tomas el entrenamiento seriamente, encontrarás muchas dificultades en el juego. Lo garantizo. Yo trabajo ciertos aspectos durante el entrenamiento y después no hay sorpresas a la hora del gran partido. Sin sorpresas no hay problemas.

La temporada pasada fue todo un triunfo para ti. ¿Cómo ves el éxito en esta?
Sí, logré numerosos objetivos durante la pasada temporada, pero repetirlo no será cosa fácil. A pesar de ello, alcanzar metas a nivel personal está muy lejos de lograrlo con un equipo. Ganar la Liga sería aún más especial. La última temporada puede que haya jugado mejor que nunca y eso me hace feliz. Aunque con gusto habría marcado 10 goles menos por vernos ganar la Liga u otras competiciones de más envergadura. Si me prometieras eso, ahora mismo firmo donde haga falta. Si no, tendré que continuar marcando todos los goles que me sea posible esperando que nos ayuden a ganar más trofeos.

Existe una nueva generación de jóvenes jugadores en el mundo del fútbol, como Hernández y Chris Smalling, en el Manchester United, o Neymar, en Brasil. ¿Qué consejo les darías para continuar progresando?
Que tienen que ser profesionales. Tienen que escuchar a la gente más experimentada que ellos porque son jóvenes y no siempre saben qué es lo mejor durante un partido. Yo siempre digo “trabaja duro, sé profesional, respeta a tu entrenador, a tus compañeros de equipo y a tu oponente”. Estas son las mejores cualidades que un futbolista puede poseer.

¿Estudias a tus oponentes antes de cada partido para descubrir cualquier debilidad que puedas explotar?
Me fijo en los pequeños detalles, sí: un defensa que es más rápido de lo normal, un jugador difícil de sobrepasar… Pero trato de no centrarme demasiado en los demás. Tienes que trabajar en tu propio juego, concentrarte en mejorar tu técnica de manera que puedas derrotar a quien tienes enfrente. Hacer tus pases, cruces de balón, lo que sea mejor para el equipo. Somos profesionales, así que no debería de importar el adversario al que nos enfrentamos.

¿Y qué hay de los equipos? ¿La preparación cambia dependiendo de contra quién jugáis?
No debería. Yo me preparo igual, incluso si vamos a competir con un equipo menor, como si estuviésemos enfrentándonos al club más grande. Todo se reduce al disfrute. Si eres feliz y te diviertes jugando al fútbol, tan sólo quieres que sucedan cosas buenas para tu equipo, independientemente de con quién estéis jugando. Yo solo quiero ganar cada partido y siempre quiero jugar bien. Eso es lo que trato de hacer: ganar y jugar bien. Mi motivación viene de aquí.

¿Cómo te preparas personalmente para el partido?
No pienso demasiado en lo que voy a hacer antes del partido, trato de que venga de manera natural. A pesar de ello tengo una rutina. La mayoría de los jugadores la tienen. Algunos se quedan en el vestuario, escuchando música, muy concentrados. Yo soy diferente, más relajado. Intento reír y hacer bromas, poner música. No me presiono mucho. Si haces eso, las cosas pueden ir mal. Estoy 100% en el partido, pero lo serio llega estando en el campo. Algunos chicos tienen sus supersticiones y yo lo respeto, así que no les estorbo. Yo me relajo, pongo música house, hago bromas... Me comporto así tanto si jugamos con el Barcelona como con cualquier otro equipo.

¿Cuál es tu preparación habitual para conseguir estar física y mentalmente a punto para una larga temporada como esta, con Liga, Copa del Rey, Champions, compromisos con la selección...?
En primer lugar, algo fundamental que un jugador tiene que hacer antes de empezar la temporada es descansar. Sí, hay un largo camino por delante, pero es vital que, como atletas, nos recuperemos de la larga temporada anterior. Me encanta jugar, pero también me encanta estar de vacaciones. Son tan importantes como el entrenamiento físico que hacemos para ganar fuerza. Durante la temporada trabajamos muy duro casi cada día, así que necesitas relajarte, descansar, pasar tiempo con la familia, con tu novia o tu hijo. Nunca me aburro durante las vacaciones, ya que me aseguro de planear algo nuevo para cada día, ¡algo distinto del fútbol!

Así que el fútbol es trabajo duro.
¡No! El fútbol es mi vida. Me encanta y cuando la temporada está en marcha lo es todo para mí. Es así durante 10 meses o más al año así que, cuando me voy de vacaciones, trato de alejarme un poco de él para hacer cosas que no puedo hacer cuando estoy jugando. Durante un mes me gusta desconectar, descansar mental y físicamente de manera que puedo regresar con más fuerza. Es vital. El cuerpo necesita reposar en verano tras una larga temporada. Me tomo mi tiempo para ponerme al día con mis amigos, jugar un poco al tenis, ir a nadar... Cosas que no hago cuando estoy concentrado. El tiempo fuera del campo es escaso, así que me aseguro de disfrutarlo.

Has jugado en dos de las mejores ligas del mundo, la inglesa y la española. ¿Qué comparación haces entre ellas?
En primer lugar, son las dos mejores ligas del mundo y voy a ser muy honesto. La liga inglesa es más competitiva. La española es competitiva, pero no tanto como la Premier. En España el juego es más técnico, les gusta controlar el balón, juegan más al fútbol. En Inglaterra es más intenso, los árbitros dejan seguir más el juego y creo que a los hinchas ingleses les gusta eso. A mí también me gusta, juego rápido, trabajo en equipo, es brillante; es maravilloso de ver, aunque algunas veces esto puede resultar difícil para jugadores más habilidosos y con más imaginación. Pero ambas ligas son geniales.

¿Qué importancia le das a la moda, tanto dentro como fuera del campo?
El estilo es muy importante. El fútbol es lo primero, pero la imagen es lo segundo. Van de la mano. Hacer cosas magníficas dentro del campo es vital, pero también es bueno tener una buena imagen fuera de él, y eso es lo que trato de hacer. Es fundamental para mí. Puede que a alguna gente no le guste mi estilo, pero soy lo que soy. Espero que puedan respetar eso. No voy a cambiar para complacer a otros y espero que mi personalidad quede plasmada en mi colección de ropa (la línea CR7 de Nike).

¿Y tus compañeros de equipo? ¿Le dan tanta importancia al estilo como tú?
¡Claro que sí, pero ninguno viste tan bien como yo! ¡Pregúntales! Me gusta tener un buen aspecto, llevar unas buenas botas, vestir bien… En Inglaterra me gané muchos comentarios en el vestuario. Rio Ferdinand se viste con mucho estilo y se fijaba en mi ropa. La mayoría de futbolistas ingleses no visten muy bien, así que, de todos los jugadores del United diría que yo era el que mejor vestía. Aunque me esfuerzo mucho. Puedo abrir el ropero por la mañana y mirar durante una hora antes de escoger qué ponerme. ¡Así soy yo!
Fuentes: 1. Alan Clarke 2. Alan Clarke 3. Alan Clarke
12/1/2012 | Redacción. Fotografiado por Alan Clarke. Vestuario de Nike Sportwear.
vota Pulsa para votar Pulsa para votar Pulsa para votar Pulsa para votar Pulsa para votar     49 votos
Tu comentario
 
Tu nombre

publicidad

Relacionadas